¡Cuidado, monóxido de carbono!

Durante la época invernal, es de vital importancia la ventilación de los ambientes para evitar las fatales consecuencias de este “asesino silencioso”.

Desde FEL, te acercamos estas recomendaciones por tu seguridad y la de todos.

• Realizá una revisión de los artefactos antes de utilizarlos y contratá para ello sólo a gasista matriculado. Las conexiones domiciliarias y las instalaciones o reparaciones de artefactos deben ser realizadas exclusivamente por estos profesionales.

• Verificá que las rejillas y ductos no estén obstruidos: mantenelos limpios para la libre evacuación de los gases de combustión y la renovación de oxígeno en los ambientes.

• Controlá que la llama de los artefactos sea siempre azul: la combustión debe ser siempre de este color y su geometría debe ser uniforme. Si ves una llamada amarilla o naranja, significa que se está produciendo monóxido de carbono. Llamá el gasista matriculado para que controle el correcto funcionamiento de los artefactos.

• Instala sólo artefactos homologados: colocá sólo artefactos de gas aprobados por los organismos de certificación acreditados por el Enargas.

• Colocá sólo artefactos de tiro balanceado en baños, dormitorios y pasillos.

• Prestá atención a manchas negras que se generen en torno a los artefactos o en los cielorrasos, ya que puede ser sinónimo de mal funcionamiento.

En todos los casos, recordá que ante cualquier emergencia, podés comunicarte con la guardia de FEL Gas, las 24 horas, al 155 22 721.