Monóxido de carbono: Recomendaciones

Monóxido de carbono: Recomendaciones

El monóxido de carbono es una sustancia nociva, producto de la mala combustión en los artefactos que funcionan a gas, kerosene, carbón o leña. La mala combustión se produce por la incorrecta instalación de los artefactos, su falta de mantenimiento o insuficiente ventilación.

 Es muy importante estar atentos y seguir estas recomendaciones:

  • Controlar que la llama sea siempre azul. Además, su aspecto debe ser uniforme. Si tiene tonalidades amarillas, puede estar produciendo monóxido de carbono.
  • Colocar solo artefactos de tiro balanceado en dormitorios, pasillos y baños. En estos ambientes solo están permitidos estos artefactos y no los de cámara abierta.
  • Instalar solo artefactos homologados. Es decir, solamente aquellos aprobados por ENARGAS.
  • Verificar que las rejillas no estén obstruidas. Mantener limpia las rejillas para renovar el oxígeno en los ambientes y los conductos para la libre evacuación de gases de combustión.
  • Periódicamente hacer revisar las instalaciones por un profesional habilitado.
  • Contratar solo a gasistas matriculados. Las conexiones domiciliarias y las instalaciones o reparaciones de artefactos a gas deben ser realizados exclusivamente por instaladores matriculados.
  • Controlar la aparición de manchas en las paredes donde está la calefacción. Si observas manchas negras en paredes o techos próximos a la ventilación de tus artefactos, llamá a un instalador matriculado para que revise su correcto funcionamiento.

Únicamente personal de Cooperativa FEL Ltda está autorizado para hacer o modificar una instalación de gas fuera de su domicilio.

Ante cualquier inconveniente, comunicarse con la Guardia del Servicio de Gas, al 15522721.